Betancuria posee varios senderos, algunos interconectados con pueblos de otros municipios:

  • Sendero Vega de Río Palmas – Presa de las Peñitas: este pequeño sendero termina en uno de los entornos más impresionantes de la geografía insular, el Barranco del Malpaso. Allí se ubica el pequeño santuario de la patrona de la isla; la Virgen de la Peña. El trayecto por el barranco está caracterizado por la presencia de bosques tarajales.
  • Sendero Agua de Bueyes – Vega de Río Palmas: Barrancos confinados entre zonas tradicionales de cultivo, junto a vegetación natural e introducida se dan cabida en esta ruta para conformar uno de los paisajes agrarios, aún hoy más productivos de la isla.
  • Sendero Antigua – Degollada de Marrubio – Betancuria: a través de este sendero nos introducimos en el Macizo de Betancuria y desde la cima, zona en la que si se detienen podrán admirar los paisajes alomados y la gran Llanura Central de Fuerteventura. Los valores naturales y culturales presentes en esta ruta así como su corto recorrido, lo hacen ideal para aquellos que quieran dedicar sólo un día al senderismo.
  • Sendero Tiscamanita – La Vega de Río Palmas: ruta singular que nos adentrará por montañas cuyas laderas han sido modificadas por el hombre para el aprovechamiento agrario y que han quedado como testigos mudos de otras épocas. Flora y fauna se unen para dar lugar a una zona de interés para la observación de un paisaje natural y cultural.

Más información en: www.ecofuerteventura.com